21 de septiembre de 2010

INTENTA MATAR A SU PERRO GOLPEÁNDOLO CON UNA BARRA DE HIERRO

Los hechos transcurren durante el domingo 29 de agosto de 2010 en San Isidro, Albatera ( Alicante).Eran las 11-11-30 de la mañana, los vecinos estaban tranquilamente en su casa, descansando o viendo la televisión, algún vecino asomado a su ventana vió pasar a uno de los vecinos del pueblo ( A.R ) con su perro, un cruce de pastor alemán, lo llevaba supuestamente de paseo, le vieron dirigirse con él hacia una parcela en la que había un grúa de construcción volcada, detrás de la grua lo perdieron de vista.
La gente estaba tranquila en sus casas cuando de pronto unos aullidos desgarradores les sobresaltaron, tan estremecedores eran estos gritos de un animal que tuvieron que poner la música a sus hijos para que no escucharan estos aullidos. Todos los vecinos recuerdan con pavor este día, jamás habian escuchado algo tan estremecedor.Los vecinos salieron a la puerta, se dirigieron rápidamente hacia el sitio de donde provenían los aullidos de dolor. Allí descubrieron al perro de este vecino ( A.R.) atado a la grúa , tirado en el suelo, retorciéndose de dolor, con una gran herida en la cabeza, y en el lomo, Había una barra de hierro a su lado. Su dueño había intentado matarlo a palos con aquella barra de hierro. El perro no podía ponerse de pié , se tambaleaba, lloraba y aullaba. Que había hecho el pobre animal para merecer esto?Avisaron a la guardia civil, que apareció al poco.Pero a pesar de que los vecinos les dijeron que debian avisar a un veterinario que asistiera al pobre animal herido, ellos sólo avisaron a Cereco,. Pero el perro permaneció hasta las 3-4 de la tarde tirado en el suelo bajo el sol abrasador y con grandes heridas y mucho sufrimiento. A esta hora apareció Cereco y se llevó al perro. El animal no podía ponerse en pie, se tambaleaba, le habían golpeado con gran fuerza en el lomo y la cabeza. Imaginaros como estaría. Según cuentan algunos vecinos este hombre ya había hecho esto con otros animales, cuando ya no los quería los apaleaba hasta la muerte, así lo hizo durante toda su vida.
ESta es la historia negra de nuestro querido país, en este mismo pueblo cuentan que hace unos 25 años, había un hombre en el pueblo cuya misión era matar con una azada a todos los animales que deambulaban por las calles.Ahora estamos esperando saber cual ha sido la sentencia del juez para este hombre, por llamarle algo, en el juzgado permaneció cabizbajo y en plan de victima, pero salío por la puerta riendo y felicitandose a sí mismo.El perro está todavía en Cereco, le han tratado sus heridas y estamos a la espera de que se autorice a una protectora de animales para sacarle de allí. Es lo mínimo que merece esta víctima inocente de la crueldad humana. Queremos ayudarle a curarse el cuerpo y el alma, y poder iniciar una vida digna, que seguro no tuvo con semejante bestia de amo

2 comentarios:

sonia dijo...

Madre de dios...........ojala y lo tubiera yo delante al peronaje ese ......que no se merece ni llamarlo persona
Me gustaria ver la pena que le ponen por semejante maltrato..Creo que las leyes deberian endurecerse de tal manera que bichos asi no tubieran otra opcion que la de no poder acercarse a un animal a menos de 300 metros
Espero que encuentre su angel y pronto sea adoptado por alguien que sepa curarle ya no las heridas fisicas...si no las sicologicas

Duc i Roc dijo...

Mare de Deu! Se m'ha encongit tot el cos, quines ganes de plorar quina rabia!!! Pobret...quan patiment, per culpa d'una desalmat Fill de P. q li faria el mateix o pitjor si el tinguès davanT!