23 de abril de 2014

DUQUE Y BERT RICHLY, SU PADRINO Y SALVADOR

No es nuevo decir que las protectoras, instalaciones privadas no subvencionados ni apoyadas por los organismos públicos, incluso sabiendo de sobras que hacemos una labor que les ahorra mucho trabajo, tiempo y dinero, estamos siempre saturadas y con problemas serios económicos.

Por eso muchas veces, los componentes voluntarios de los refugios tienen que decir, muy a su pesar, que no se puede acoger en determinados momentos a perritos que lo necesitan, tanto por espacio como por economía. No es plato de buen gusto, pero no hay otra posible respuesta, al igual que el que se encuentra al perro no se lo puede llevar a su casa por el mismo motivo. Muchas veces gente que nos pide ayuda, no entiende esto, no es nuestra obligación, es voluntario y por amor a los animales y ya nos gustaría poder ayudar a todos, como a todos los que los aman y respetan, pero no se puede mientras haya tantos abandonos y se consientan por la ley

Hay casos como el de DUQUE, que sí pudo entrar en el refugio después de ser rescatado por BERT, pero él siendo consciente de la situación y del gasto que supone alimentar a casi 200 perros, el veterinario, la mediación, las pipetas, el gasto de agua, luz, alquiler del terreno y un largo etcétera,  ha apadrinado a DUQUE para ayudar en su manutención mientras esté en el refugio.
DUQUE que es un solete de peludo, viene de haber sufrido mucho, tuvo la suerte que que BERT lo rescatara. Y nuestra Asociación feliz de que poder acogerle en ese momento, como a cientos de perros al año que son rescatados y entran a formar parte de la familia perruna de la protectora hasta que encuentran una familia y dejan el hueco a otro peludete que lo necesita.

GRACIAS BERT POR SALVARLO Y POR AYUDARNOS A PODER SEGUIR HACIENDO ESTA MARAVILLOSA LABOR!! 

Nota: Seguimos soñando con ese día que las protectoras tengan que cerrar sus puertas porque no haya más perros que rescatar del abandono y del sufrimiento.